martes, 8 de mayo de 2018

Ser parte de un videojuego


"Ese podría ser yo" es algo que seguro que muchos de los que estamos metidos en el mundillo nos hemos dicho a nosotros mismos al imaginarnos en la piel de un personaje concreto de un juego determinado. Por desgracia eso casi siempre se queda en el "podría" pero hay ocasiones en las que se dan las circunstancias que propician dar ese anhelado paso, que nos brindan la oportunidad de formar parte de aquello que tanto nos gusta, de ser una parte real del resultado. Eso fue lo que yo estuve a punto de vivir hace mucho tiempo...

No os sé decir el año exacto pero fue a mediados de los 90 cuando, arrastrados por la fiebre de los juegos de lucha y con el clásico "Mortal Kombat" como fuente de inspiración directa, un grupo de amigos decidimos juntarnos para llevar a cabo nuestro propio juego de lucha con personajes digitalizados. Y lo de "nuestro" no lo digo solo por el desarrollo sino porque, además de programarlo, íbamos a ser los protagonistas absolutos del mismo.

Sí, ahí iba a estar yo, dando puñetazos y patadas, saltos, caídas, ejecutando en definitiva todos los movimientos habituales en un juego de estas características y, de hecho, llegamos a filmar a algunos de los luchadores, entre los cuales yo me encontraba. Es una lástima, sin embargo, que no pueda mostraros nada de ese material que se perdería tiempo después aunque quizá, quien sabe, haya algo todavía guardado por ahí, en algún CD olvidado en un cajón...

Lo que sí os puedo contar es cómo estuvimos haciéndolo. Fue de una manera que hoy veríamos como un poco cutre, nada profesional. Las sesiones tuvieron lugar en el interior de una cancha de squash que hay en la que era la urbanización de un amigo y allí, con una de las paredes blancas como telón de fondo, se grabaron todos y cada uno de los movimientos de mi "personaje" y el de una chica, amiga de otro amigo, que también iba a aparecer en el juego. Otras sesiones se hicieron, aunque parezca mentira, en un locutorio de Internet, los antiguos "cybers" de la época, que era propiedad de un viejo conocido pero no estuve presente en ellas, por lo que no puedo deciros cuánto trabajo se realizó allí.

Todo se grabó con una cámara de vídeo normal. El material era pasado después a ordenador, donde se escogían los fotogramas adecuados y se recortaban para ser empleados como sprites en el susodicho videojuego. Lamentablemente, esta parte del trabajo tampoco llegaría a avanzar mucho más allá de unas simples pruebas de movimiento. En resumidas cuentas, fue una experiencia divertida y curiosa pero que, como tantas otras, no llegó a finalizarse.

Actualmente, debido al paso del tiempo y las circunstancias personales de cada uno, es imposible que este antiguo proyecto pueda ver la luz, aunque si por mí fuera me prestaba ya mismo a ser grabado de nuevo. Además, la tecnología actual permitiría obtener resultados de mucha mejor calidad pero hay que ser realistas: eso no va a ocurrir, y es una pena que se perdiera todo lo que hicimos, no ya por el material en sí sino porque con él se fue una pequeña parte de nuestras vidas que yo, ahora, he tratado de rescatar y plasmar por escrito para que no se olvide.

De todas formas la vida da muchas vueltas, por lo que aún es posible que dicha oportunidad vuelva a presentarse. Ojalá fuera así y pudiera ver realizado este pequeño sueño. Espero que esta anécdota os haya parecido al menos curiosa y ahora, para finalizar, os pregunto: ¿Os habéis visto en una situación parecida? ¿Llegó el proyecto a buen puerto? ¿Es posible verlo y/o jugarlo a día de hoy?  Contadme vuestras experiencias en los comentarios...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios:

  1. No fué un videojuego, pero alguna vez estuve en un grupo de mangakas, de la cual yo era parte del equipo de escritores. Publicamos prólogo, pero poco mas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También algunos compañeros y yo mismo hemos hecho, además de esto, otras cosas tanto en los videojuegos como fuera de ellos. Lo que he querido resaltar en este post es que, además de creadores, íbamos a ser también los "personajes" y eso ya no es tan común...

      Gracias, Leaf, por tu lectura y comentario. Saludos.

      Eliminar